martes, 22 de octubre de 2013

Postura El abrazo total


En esta postura El Abrazo total nuestro hombre nos tiene que coger en brazos. Él nos levanta y nosotras le ayudamos enroscando las piernas alrededor de su cintura para que le sea más fácil la sujeción. A partir de allí, él controla el ritmo con movimientos de cadera hacia delante y hacia atrás.
Consejo:
Rodea su cuello, enreda tus dedos en su pelo, y bésalo apasionadamente

También te recomendamos: